lunes, 28 de julio de 2014

Volver


He decidido volver a escribir. Hace algunas semanas que he vuelto a tener ideas que me gustaría compartir pero como no he actualizado el blog quedan ahí en un "stand-by cerebral". También quiero cambiar el look del blog pero primero empezaré a escribir. 

Antes que todo contaré como va mi vida, la última vez que actualicé el blog estaba media desesperada con la rutina y el trabajo, me he llenado de otras actividades y eso me ha hecho muy bien. Gracias a Aída y su recomendado curso de francés en la Casa del Maestro empecé a ir ahí los martes, me ha servido mucho, he aprendido un montón y los valores son harto pero HARTO más bajos que los del lugar donde tomé unos cursos de francés antes. Y la calidad es buena, el profe sabe y yo he aprendido así que que mejor? Hace algunas semanas también comencé con un diplomado, el nombre exacto es Diplomado de Diseño Gráfico Digital, dura algunos meses y es tres días a la semana, esos días llego tarde a la casa pero ya siento que se muchas más cosas que antes y siento también que esa área del diseño me gusta mucho, me gustaría empezar a moverme hacia ese lado en el futuro (al menos como complemente a mi trabajo actual). También hace algunos meses empecé a leer nuevamente, pero a leer cosas que yo quiero leer y no más teoría ni técnica. A veces la teoría resulta ser entretenida, pero suelo partir leyéndola por algo del trabajo, ahora leo puras cosas que quiero leer, almuerzo leyendo, prefiere leer que hablar de pega, porque es típico que cuando uno almuerza con los compañeros de pega se habla de lo mismo, así que ahora prefiero usar ese tiempo en leer.
Hace algunas semanas además fui a un curso del Centro Cultural Palacio la Moneda, les recomiendo mucho suscribirse a la página en facebook para saber de los cursos e inscribirse. Y si no alcanzan cupo vayan igual, a mi me pasó que no alcancé cupo en un curso y me dijeron que fuera igual porque nunca llegaba toda la gente, y pude participar sin ningún problema. 

El tema del trabajo sigue estando ahí, siento que podría estar haciendo más, algo no tan mecánico, pero para eso me estoy preparando y si no es aquí tendré que buscar donde. Siento que esta segunda mitad del año será positiva, no es que la primera haya sido mala pero si estuve con angustia por muchas cosas, creo que esta segunda mitad será mejor.

Les mando muchos saludos y gracias por leer!

martes, 22 de abril de 2014

El trabajo y lo demás

Decidí volver ahora. Sin explicaciones porque la verdad no las hay.

Estoy un poco aburrida de una parte de mi vida, una importante para una persona independiente como uno. Hago igual mi trabajo, hago todo lo que tengo que hacer, no hago mucho atado, pienso cuando hay que pensar en otras cosas también porque esto que hago es super mecánico e implica mucho "hacer". Pero me siento aburrida, no me emociono con las cosas que otros se emocionan. Creo que tengo que hacer algo más, especializarme en unos temas en los que he trabajado y en los que en realidad no me manejo. Y que son temas útiles para el trabajo. Creo que tengo que estudiar algo de nuevo o sino me voy a morir del aburrimiento, y es que ahora estoy muy aburrida y no tengo ni paciencia para los pequeños dramas de la vida laboral. El tema es que debería especializarme en algunas cosas pero me da una lata gigante pensar en eso, o sea, si me lo pagaran lo haría, pero si tengo que pagarlo yo preferiría mil veces estudiar francés (aunque el dinero no me acompaña en este minuto).

Estoy aburrida y necesito hacer algo, esa es la conclusión que saco de todas estas vueltas que me di.

Por otro lado me siento sola, cualquier cosa que quiera hacer la tengo que hacer sola. A veces me rebelo ante mi misma y me enojo por ser como soy, pero soy así no más.

Ya, para la próxima reaparezco con algo más entrete. Adiós.

miércoles, 22 de enero de 2014

Tener una mascota en un departamento


El 20 de Octubre nos fuimos al depto con Á, eso quiere decir que llevamos tres meses. Que rápido pasa el tiempo, tres meses es un cuarto de año, es harto! Ya tenemos el depto bastante armado, de repente faltan cosas que hay que comprar pero ya es una casa. Hay algo que siento que falta eso si y sobre eso se trata esta entrada: quiero tener una mascota. Sé que varias de las personas que leen el blog tienen mascotas, sé que algunas viven en depto también, por lo que les contaré lo que sé y lo que siento en relación a esto para que después me comenten con sus opiniones, consejos o experiencias. 

Tenemos dos opciones: perro o gato. Comenzaré hablando de los gatos. No he tenido gatos antes pero he conocido algunos simpáticos y a otros no tanto, creo que me llevaría bien con uno pues todos quienes conozco que tienen gatos los aman. Creo que vivir en un departamento para un gato no es tan terrible, conozco a varias personas que tienen gatito y viven en departamento y no han tenido ningún problema. Además nosotros con Á trabajamos durante el día y como los gatos son más independientes (y si se cría así desde chico) no debería ser tan problemático que pase una parte del día solo, se le puede enseñar a hacer sus necesidades biológicas en el baño en la caja de arena, etc etc. Por otro lado he oído historias de terror de gatos que lo destrozan todo, pasando por los sillones y el papel mural, y sé que van a haber pelos de gato en todos lados, pero la verdad es que eso sucede también con los perros (aunque los perros no se suben en todas partes como si lo hacen los gatos).

Me gustaría tener un perrito, pero tendría que ser un perro pequeño y la idea sería que estuviera con nosotros desde cachorro para que se acostumbrara a vivir en el departamento, no me gustaría obligar a un perro que vive en una casa a cambiarse a un lugar chico y sin patio. No me gusta la idea de comprar un perro pero tiene que ser un perro chico, y con los quiltros es difícil saber con seguridad si el perro va a ser chico o grande cuando es cachorro (recordar que debe vivir con nosotros desde cachorro para acostumbrarse al lugar). He leído que hay gente que ha acostumbrado a sus perros a ir al baño a ciertas horas, en la mañana y en la tarde por ejemplo, así que creo que eso se podría lograr (además que tenemos dos baños y podríamos hacerle un lugar en el segundo baño para el). Sería necesario sacarlo a pasear al menos dos veces en el día, en la mañana antes del trabajo y en la tarde, creo que podríamos. Igual me daría pena que se quedara solo todo el día y por eso pensamos que lo ideal sería tener dos perros chicos (en mi imaginación son un salchicha y un pug, haha). He visto mucha gente paseando perros chicos en el parque, yo creo que la mayoría vive en departamentos, así que de que se puede se puede.

Esas son mis dos alternativas con sus pros y contras, la verdad es que me gustaría mucho tener un perrito pero me inclino más por el gato. El depto es pequeño, tiene dos piezas, dos baños y un living y cocina, me daría pena tener a un perro todo el día ahí, he conocido gatos que viven de lo más bien en deptos más chicos, así que por eso creo que el gato sería mejor. Á quiere perro, y yo también preferiría perro pero creo que el gato sería mejor. 

Me gustaría saber que saben y que opinan, si es que es uds tienen perro o gato me gustaría saber como se portan en la casa, quisiera saber si los gatos son tan destrozones o no y otras cosas como si es que hay que enrejar las ventanas y cosas por el estilo. Y si tienen perrito que me cuenten su experiencia.

Muchas gracias de antemano.

lunes, 20 de enero de 2014

El gimnasio y yo

Corrí algunas veces pero la verdad es que me cargaba correr.

Conté hace algunas entradas que empecé a ir al gimnasio. Me aburrí de correr y justo Á recibió un mail de su ex gimnasio con una promoción y luego de conversarlo decidimos inscribirnos. Ya llevo como un mes yendo y toda la experiencia me ha hecho recordar las veces que fui al gimnasio en el pasado. Fui a diferentes gimnasios cuando era más chica, la mayoría cerca de mi casa y siempre a clases de tipo aeróbica y step. Me acuerdo que hace mil años iba a un gimnasio que quedaba cerca del trabajo de mi madre, íbamos las dos y hacíamos aeróbica. Recuerdo que la profe era super gritona. Cerca de ese gimnasio había un lugar donde vendían unos pastelitos muy ricos y a veces íbamos con mi madre a comernos un pastelito después del ejercicio, haha.

El primer día que fui a este gimnasio estaba algo ansiosa pues nunca había ido antes, mi pololo me había inscrito aprovechando la promoción así que ni el día de la inscripción fui. Llegué ese primer día, pedí mi credencial y también pedí indicaciones para llegar al camarín. Ahí vi a un montón de mujeres sin ropa con toda la naturalidad del mundo conversando mientras se ponían los calzones y sostenes. Ahí llegué yo toda complicada tratando de ponerme la ropa de ejercicio por debajo de la ropa normal. Sabía que a esa hora había una clase así que apenas estuve lista entré a la sala donde hacen las clases y pensé en esta frase que tantas veces he oído: "donde fueres has lo que vieres". Vi algunas mujeres ubicadas en la sala con colchonetas y sobre sus colchonetas un step. Hice lo mismo. Al terminar la clase otro show para desvestirme y luego ducharme y vestirme. Es que no estoy preparada para desvestirme frente a otros, menos frente a mujeres desconocidas. Hoy en día ya tengo mi técnica: siempre me pongo primero lo de abajo (como uso pura falda y vestido es fácil y no quedo expuesta), y para ponerme lo de arriba me meto al baño. Así no más, no puedo desvestirme frente a las demás. También tengo mi técnica de ducha: mientras las demás entran a la ducha sin ropa y con la toalla en el brazo en lugar de tapar sus humanidades, yo entro con la misma ropa de ejercicio y con chalas. Dentro de la ducha y sobre la puerta dejo parte de la ropa que usaré después y mi toalla, y me desvisto dejando la ropa usada sobre la puerta. Salgo semi vestida de la ducha. Es que me sorprende la sinvergüenzura de las mujeres, y no lo digo como algo negativo sino que solo me sorprende pues yo no puedo. Es hasta chistoso ver a mujeres conversando sin ropa como si nada.

Trato de ir tres veces a la semana al menos y lo que me gusta hacer es spinning. La primera vez casi muero, fue super pesado, pero ya voy avanzando y resisto mejor. No me siento 100% cómoda en esas bicis,  no me gusta esa posición casi echada sobre la bici, pero ya encontré una posición en la que no me duele la espalda. Si se llena la clase entro a aeróbica, también me gusta esa clase. He usado la corredora en ocasiones pero me carga correr, prefiero mil veces una clase. Los lunes el gimnasio se llena, creo que como es el primer día la gente debe ir si o si, el viernes está super vacío, debe ser que varios hacen otras cosas después del trabajo. Hasta con gente de la farándula me he topado en el gimnasio, que es flaca la gente de la tele en la vida real!

Espero que me sirva el gimnasio, y espero que mis ganas por ir se mantengan pues soy una persona que deja botadas las cosas de repente. 

Van al gimnasio? Son de las que se desvisten sin problema o son atadosas como yo? Que hacen, clases, máquinas, ambas?

Saludos y buen lunes!

sábado, 18 de enero de 2014

Los contenidos de mi mochila

Desde hace mucho tiempo uso mochila para ir al trabajo, antes usaba cartera pero siempre se me cansaba un hombro porque andaba con muchas cosas. Además cuando andaba con cartera siempre llevaba otra bolsa con el almuerzo, ahora que ando con mochila me cabe todo dentro. En realidad desde que voy al gimnasio ya no me cabe todo pero esta mochila es de los días que no voy al gimnasio.


Primera columna:
- Mi estuche de maquillaje y otras cosas. Ese estuche me lo trajo mi familia de un viaje, es grande así que me caben varias cosas.
- Mis lentes de sol y su estuche, los lentes van cambiando cada día o semana o cuando me den ganas.
- Billetera, monedero y celular. El monedero es del supermercado koreano de Patronato y me ha durado mucho.

Segunda columna:
- Bolsa del pan o tote bag: Regalo de amiga secreta, esta también va cambiando.
- Candado amarillo: En el gimnasio hay lockers para los que cada uno debe llevar su candado. Este no lo saco de la mochila o sino se me olvida y no se me puede olvidar.
- Lápiz lindo que me regaló Á cuando iba a empezar a hacer clases.
- Tarjetas y credenciales varias, pinches y colets necesarios para los días calurosos, llaves del trabajo y pendrive.
- Abanico que aun no he usado mucho.
- Audífonos y llaves.

Tercera columna:
- Mochila: Es de Cocodrilo Bazar. Esta también va cambiando cuando me dan ganas, la semana pasada usé esta todos los días.

Aparte de lo fotografiado además llevo en mi mochila pañuelitos desechables. También el almuerzo, snack, frutita o lo que sea para comer en el trabajo. Con los comestibles la mochila se llena.



¿Que hay en mi estuche de maquillaje y otras cosas? 
Protector solar, este lo uso en la mañana antes de irme al trabajo, antes de salir a almorzar y antes de irme en la tarde (y después del gimnasio). Es ultra necesario. Cepillo y pasta de dientes. Espejo lindo, pinzas (por si acaso), lápiz de cejas por si me tuviera que retocar durante el día, aunque no suelo hacerlo. Blistex, dos brillos con color de Clinique y un labial de Nars. Parches curita y pastillas varias (para la guata y para la cabeza).
Yo me maquillo en la mañana en el departamento así que esos implementos no van en mi mochila.

Para salir el fin de semana a pasear cerca con Á uso cartera, así que tal vez más adelante muestre los contenidos de esa (mucho menos que los de la mochila de la semana).

Que tengan un buen y descansado finde, les mando muchos saludos.

viernes, 10 de enero de 2014

Cosas que pasan

Ayer fui al super a comprar un par de cosas. Cuando iba a pagar noté unas mujeres al lado mío que estaban tratando de pasar por la caja sin pagar, como cuando alguien no compra nada y sale por la caja. Como que iban a pasar y no pasaban, y hablaban entre ellas y miraban a todos lados, entonces vi que en el suelo tenían un bolso lleno de cosas del supermercado que querían pasar arrastrando por el suelo. Al final una de las mujeres tomó el bolso y se fueron hacia otra caja para intentar salir. Me puse a pensar si le decía a alguien lo que había visto o no. Llegó a mi misma caja un caballero mayor a ordenar los canastos chicos esos que uno lleva cuando va a comprar pocas cosas y le dije lo que vi, el caballero me miró con cara de no entender, no sé realmente si estaba haciendo como que no entendía o si tenía un problema y de verdad no entendía, y me dijo algo así como "si? ahh... hay que tener cuidado", y sería. Ahí me di cuenta que era medio tarde, no era de noche aun pero era tarde, el super queda a varias cuadras de la casa y yo andaba sola, así que decidí que no diría nada. Cuando iba saliendo vi como chorromil guardias de seguridad, todos con pinta de atención máxima. Quien sabe si las ladronas se habrán salido con la suya o no...

Una vez con mi madre vimos un hurto en una tienda en vivo y en directo y mi mamá avisó a los de la tienda y pillaron a los ladrones, a mi me dio miedo porque los ladrones estaban ahí mismo y uno no sabe como reaccionarán o si andan con más gente.

Les ha sucedido una situación así alguna vez? Que han hecho o que harían?

Saludos.

miércoles, 8 de enero de 2014

9 cosas sobre mi que no sabes


Esta idea se la copié a la Maka, aunque las cosas de ella eran 10 y no 9, pero como me gusta el 9 yo haré 9. Estas son 9 cosas que probablemente no sepan sobre mi (aunque algunas es posible que las sospechen).

1. Cuando era chica fui de vacaciones un par de veces a un país donde se habla inglés, íbamos con mi hermana en época navideña y como era chica aprendí inglés así, sin intentarlo, entró en mi cabeza no más. Recuerdo que una de esas navidades unos adultos estaban hablando al lado mío sobre unos regalos navideños que nos harían, hablaban en inglés porque se suponía que nosotras no lo hablábamos. Y yo entendía todo y ahí me di cuenta que ya sabía inglés. 

2. Tengo el don del hula hula. Eso quiere decir que no se me cae el hula hula, lo empiezo a dar vuelta y puedo estar así todo el tiempo que quiera. Según Á mi forma de cuerpo es buena para el hula hula, pero no digamos que tengo mucha cintura ni nada, pero igual tengo el don. Hace unos días encontré un hula hula y lo probé y luego de años comprobé que el don sigue igual. 

3. Soy media pesada, trato de no serlo pero me sale muy natural el molestar o imitar a la gente, no me doy cuenta y sé que a alguna gente le puede molestar (a la mayoría yo creo), cuando me doy cuenta a veces es tarde. A veces lo pienso antes y me freno, pero me cuesta eso de pensarlo antes. Si la conozco por primera vez y si no es mi super amiga o cercana cercana probablemente no lo haga y me comporte super seria. 

4. Tengo dos agujeros en una oreja y uno en la otra, tenía otro pero nunca lo sentí normal así que lo dejé cerrar. He tenido varios aros durante mi vida, en la ceja tuve uno que se me rasgó, también tuve en la nariz pero no ese lindo en un lado sino que uno estilo toro, justo en el medio de las fosas nasales, menos mal me duró poco ese piercing. También tuve un par en el labio, en el inferior una vez tuve uno en el medio y otra vez en un lado. 

5. Tuve el pelo negro, azul, amarillo, rojo, platinado y otros colores entremedio. Hoy en día es natural pero me dan unas ganas locas de volver a teñirlo. Lo último que hice luego de tenerlo natural por mucho tiempo fueron unas mechas californianas, tengo ganas de hacer algo así nuevamente pero con color, me gusta ese estilo de tinturado pues no hay que retocar raíces que es lo peor de la vida, volverse esclava de la tintura. 

6. Me gusta tener cosas pero no soy cachurera, puedo botar sin problemas las cosas viejas. No es que no tenga ninguna cosa inútil por ahí, guardo algunas cosas que tienen valor sentimental, pero son poquitas y tienen real valor sentimental, no guardo cosas por guardar. 

7. Cuando era más chica pasé por períodos de depresión y la verdad es que no quería hacer nada con mi vida. Así que de repente me doy cuenta de lo que he logrado (salir del colegio, estudiar, estudiar más y más, trabajar, independizarme...) y me siento orgullosa porque logré superar esos malos momentos y hacer algo de mi vida. 

8. Y hablando de cuando era más chica, juraba que me moriría a los 18. Luego cuando no me morí pensé que tal vez sería a los 21. Luego no me morí ni tampoco a los 28 (cuando llegué a esa edad ya ni pensaba en eso). Pero no sé porque siempre pienso en la muerte, creo que es algo levemente obsesivo compulsivo, imagínense que de repente le presto algo a una persona y me pongo a pensar que si la persona se muere no me va a devolver lo que le presté y cosas así. Cuando seguro si realmente sucediera eso lo que menos me importaría en el momento sería lo prestado. 

9. A veces pienso cosas que creo que nadie más piensa, y me pregunto si alguien en alguna parte del mundo estará pensando lo mismo que yo en ese preciso momento. Pienso que demás que si y me imagino a alguien muy lejos pensando exactamente lo mismo (preguntándose si alguien estará pensando lo mismo en otro lugar del mundo).

Esas serían mis 9 cosas. Espero no haberme repetido aunque seguro que algunas de estas las mencioné antes alguna vez en el blog. Cuéntenme algo de ustedes que no sepa o copien la idea que las ideas entretenidas hay que copiarlas creo yo.

Saludos, fuerzas y ánimos para seguir sobreviviendo al calor (quienes viven en Santiago) y gracias por pasar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...